Para Recordar

Mi gracia te basta, que mi gracia se muestra perfecta en la flaqueza

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

EL PAN DE CADA DIA Imprimir E-mail

JULIO 5 DE 2018

Las lecturas del próximo domingo tienen una gran riqueza. A mi me hicieron sentir como que me revolvian las entrañas y recordé algo que le escuché hace años a un predicador:  “el Espíritu Santo entra en lo profundo del ser y redarguye”,  o sea que nos hace sentir que estamos obrando mal; pero yo no solo sentí un reproche, sino  que toda esa Palabra era para mí.

En la primera lectura de Ezequiel, el Señor lo envía como profeta a un pueblo “rebelde”, “escuchen o no escuchen”.

El Salmo 123 clama piedad al Señor porque “nuestra alma está saturada  de la burla de los arrogantes, del desprecio de los orgullosos”; y acabando de volver de vacaciones… 10 días completos con un esposo y unos hijos que parecen tan alejados de la oración….acusada constantemente de ser “un fastidio”…bueno, con frecuencia lo soy.

En la segunda lectura, San Pablo confiesa que tiene en su carne un “aguijón” que el Señor no le ha querido quitar para mantenerlo humilde; ¿será una enfermedad o un defecto? Todos tenemos por lo menos uno… muy manifiesto o muy escondido; pero el Señor le dice: “mi gracia te basta, que mi gracia se muestra perfecta en la flaqueza”. WOW!! ¿esa es la respuesta que el Señor me da a lo que le he venido pidiendo con tanta insistencia?

 

Y finalmente, en el evangelio, se muestra como el Señor no pudo hacer milagros en su patria porque aquellos que lo conocían y lo vieron crecer no podían creer que fuera un profeta. Dios nos habla muchas veces a través de las personas cercanas, pero estamos tan ocupados en nosotros mismos…tan encerrados en nuestra propia “verdad”, y tan ansiosos, que no nos tomamos el tiempo de escuchar… Y Yo me siento así…en una carrera ansiosa… los árboles no me dejan ver el bosque.  

 

(Los articulos anteriores se encuentran en HOY EN LA SANTA MISA)