Para Recordar

Revestíos de amor, que es el vínculo de la perfección....

DIARIO 2010 Imprimir E-mail

LAS DULZURAS DEL SEÑOR

ENERO 7 DE 2010

La navidad se me pasó volando, y aunque ni siquiera pudimos comunicarnos con nuestro hijo, los compromisos familiares no dejaron tiempo para la nostalgia. El 27 de diciembre lo visitamos de nuevo y desde entonces me ha atormentado la idea de haberlo “perdido” y de haberlo influenciado demasiado.   Al menos me consuela  saber que nunca lo obligué, ni siquiera a ir a las misas dominicales; y le hemos dicho mil veces, que solo queremos lo que él quiera…que si él está feliz, nosotros también.

 

ENERO 15 DE 2010

Hace varios días que he sentido un gran deseo de mortificarme por amor a nuestro Señor.  A Él le encanta cualquier cosa que se le ofrezca, por pequeña que sea. Además, el aguantar hambre, frio o cualquier incomodidad, nos sensibiliza frente a aquellos que viven estas condiciones. Pero, qué lástima…. no he sido capaz de sacrificarme con constancia, amor y alegría…. Y si no es así, no vale la pena.  Mi confesor me ha dicho que mejor haré cumpliendo a cabalidad con mis deberes de madre, hija, hermana, esposa, amiga… en todo eso hay tareas que son una verdadera espina… y obviamente tiene razón. Ese si es el camino estrecho…

ENERO 24 DE 2010

El 17 visitamos nuevamente a nuestro hijo.  Aunque las normas del colegio son muy estrictas él se ve  acoplado, contento, firme…. Y esto es una alegría para nosotros.

Me he retirado del servicio que prestaba en la parroquia como ministra extraordinaria de la comunión y siento que es  la voluntad de Dios. No solo cumplí ya  los tres años recomendados para esto, sino que ahora, sin mi hijo mayor,  yo debo ocuparme todo el tiempo de los pequeños.

MI misión, por el momento, se limita al cuidado de la casa y de los niños…y  sé  que allí hay mucho por aprender, por crecer, por mejorar.

FEBRERO 03 DE 2010

Hace días, ante el Santísimo,  recordaba todas las promesas que me ha hecho  el Señor  y le decía a Él que me parecía que todo era un sueño ... me vencían la desilusión y el desaliento. En la noche, me reuní con unas amigas y una de ellas traía un documento espectacular que hablaba justamente sobre esas "promesas" de Dios para nuestra vida ... Sobre esa espera interminable de las Gracias de Dios;  Se comparaba esta espera, y creo que muy acertadamente, con un embarazo lleno de cambios, malestares y cansancio que, finalmente, dará  paso al glorioso día del parto, y la invitación era para no "abortar los sueños".

FEBRERO 26 DE 2010

Desde el 17 de este mes, en todas las Eucaristías he sentido a nuestro amorosísimo Señor;  Siento su presencia que me rodea, que me inunda, que me roba el aliento y casi siempre, ese dolor gozoso en el corazón con que, generalmente, el Señor me llama. No solo lo he sentido cuando recibo la Sagrada Hostia, sino desde que empieza el rito de la Consagración y a veces desde el inicio de la misa.

FEBRERO 27 DE 2010

Estoy tan enojada por el comportamiento que ha tenido conmigo un viejo amigo… se empeña en cambiarme según su parecer.  Yo estaba pensando que no volvería a hablarle, cuando sentí al Señor en mi corazón y entendí que lo defendía: “es mi hijo…y  lo puse en tu camino para algo….”. Eso es tan  obvio.

Entendí también que  ya esta página se está conociendo y se difundirà como el aserrìn (y en mi mente vì como volaba un poco de aserrìn al ser soplado).

Dios mío, mi corazón  se mueve de manera incomprensible…paso de sentir un amor irracional por las personas a  mirarlas con ojos de juez y verles todos sus defectos…agrandados. El  primer sentimiento me mantiene como “embriagada”, como “atontada” y “bien dispuesta” con todos, provocándome paz y alegría. El segundo sentimiento, que más bien sería la ausencia del primero…la ausencia del amor, me  causa mal genio, prevención para con todos los que me rodean y  deseos de aislarme.  Entonces siento miedo… no puedo negar que a veces me dan ganas de aferrarme a mi miseria  y  de no dejarme volver a tocar por el Amor.

Él es VIDA y es BIEN….la ausencia de Él  es la MUERTE y el MAL.

Ayer y hoy mi corazón no ha tenido descanso… solo pienso en Jesús y en las promesas que me ha hecho… tengo ansiedad de verlo, de encontrarlo, de beberlo…. Lo siento aquí en el corazón, inquieto y sediento de amor al igual que yo.   O más bien es Su Amor que se refleja en mi corazón y lo enciende.

MARZO 4 DE 2010

He seguido sintiendo al Señor en todas las Eucaristías.  Hoy  entendí que, además,  me pedía especialmente "erradicar los gritos, los gestos y las miradas ofensivas ".

MARZO 10 DE 2010

Ayer no quería hablar con nadie... todo el día el teléfono sonó y yo no contesté. Yo, la misma que le pide al Señor que la haga un  instrumento Suyo para bendecir a los demás. Entonces de nuevo entendí que El Señor me reclamaba: Son mis hijos y cómo los voy a bendecir a través tuyo si no los quieres atender?

No he podido eliminar los gritos y demás señales de enojo.  Parece que mis hijos estuvieran trabajando para el otro bando pues se empeñan en hacer lo que no deben, en desobedecer, en tardarse  para ir al colegio;  y en la calle, manejando, igualmente, parece  que todo estuviera en mi contra.

MARZO 15 DE 2010

Hoy entendi que el Señor me decìa: valor, mucha fortaleza, Yo estoy siempre contigo, no pierdas la fe. Se cuentan los dìas para vernos.

MARZO 17 DE 2010

En la misa del lunes y hoy sentí muy fuerte al Señor y entendí que me decía “Te purificaré”…entendí que “se cuentan los días” para que el Señor le muestre a todos que Él está conmigo.

MARZO 18 DE 2010

Estaba buscando una iglesia cercana en donde pudiera escuchar la santa Misa temprano,  luego de dejar los niños en el colegio, y que  además contara con una capilla para visitar al Santísimo y así poderme quedar un ratito más con El. Pues el Señor enseguida me inspiró un nombre y de inmediato encontré la parroquia…no solo es cerca de mi casa y cuenta con la capilla del Santísimo, sino que el sacerdote es ESPECTACULAR!!!!.  El padre Miguel ama la Palabra de Dios, escudriña y predica de tal forma que no solo conmueve y exhorta a mejorar nuestra relación con Dios, sino que resulta bastante sencillo, claro y agradable. Hoy decía que el pecado es estar lejos de Dios…es no abrir el corazón a su permanente y amorosa llamada; el que está lejos de Dios es capaz de hacer cualquier cosa, y esto es tan cierto…. Porque uno se va volviendo cada vez más ciego y más equivocado.

MARZO 22 DE 2010

En la Santa Misa se leyó un pasaje en donde el Señor le manda a Moisés a  hacer una serpiente de bronce  para sanar a los que la miraran; este texto se unía con el evangelio porque Jesús anuncia que “cuando sea levantado” le reconocerán como el salvador.  Con la preciosa  explicación del padre Miguel comprendí el porque  me habían recomendado -y yo misma experimenté- la sanación de mi hijo mayor al pedirla durante la consagración de las especies…cuando se levanta la hostia consagrada y cuando se levanta el Cáliz, cuerpo y sangre de nuestro Señor.

Pues al momento de la elevación, exhortada por la palabra, me imaginé delante del mismo Señor en la cruz pidiéndole tantas cosas que necesita mi alma, y sentí que me cubría  una luz tan fuerte, que me quebrantó. Terminada la Eucaristía solo quería estar sola para postrarme delante de este Dios que actúa con nuestra sola fe, y bendecirlo. Sin embargo, tenía que hacer unos pagos y me distraje toda la mañana en las cosas de este mundo.

Marzo 24 DE 2010

Me sentía “abandonada” por nuestro Señor  y pensaba que tal vez por mi dureza de corazón y mi falta de empeño en ser mejor, ya nunca Él se volvería a dejar “oír” por mí.  Pero he encontrado un texto en donde Él dice que nunca cambia…que es inmutable…que cuando se ha comunicado a una  alma, nunca deja de hacerlo, solo cambia la forma,  y una forma es compartiéndole al alma ese sentimiento de abandono y soledad.  Todo momento pues, es de gracia, y más los momentos de desolación, si se ofrecen con paciencia.

MARZO 31 DE 2010

El evangelio de ayer decía que Juan, el apóstol, estaba recostado en el pecho de Jesús y yo me imaginaba la dicha que sentiría. Pues anoche soñé que un sacerdote, con el que -valga la pena decir-  no tengo ninguna confianza o amistad cercana,  me visitó aquí en la casa y se recostó en alguna parte. Yo me recosté en su pecho, entrelazamos nuestras manos y enseguida nos dormimos. Luego nos despertamos y él se fue, pasando por encima de mucho desorden que había.

El descanso y la paz  que sentí en el sueño permanecieron durante varios días.  Esta es la tercera vez que me sueño descansando en el pecho de un hombre…y de nuevo estoy segura que no es otro que  nuestro amabilísimo y dulce Señor

ABRIL 6 DE 2010

Durante la semana Santa no pude participar de muchas de las celebraciones  porque mi esposo estuvo trabajando en la casa, con su contador.  Tampoco pude aprovechar  bien las ceremonias a las cuales fui, por el gentío, la incomodidad, el mal sonido...en fin… Y  qué triste es saber que en todo esto hay más costumbre que verdadero deseo de conversión.

El padre Miguel decía hoy que si no empezamos, como el cirio pascual, a consumirnos dando luz a los demás, no hemos resucitado con Cristo. Muchos escucharon que “Cristo está Vivo” pero seguirán buscando y adorando un cadáver…. La crucecita de madera, la novenita, la oracioncita de protección…  y donde está la relación cercana con este Dios-Amor que fue capaz de tomar nuestra forma para enterrar con él toda injusticia y todo mal?

ABRIL 9 DE 2010

Leí en un testimonio que a la hora del juicio, en el rostro de nuestro Señor veremos a todos nuestros hermanos…entonces allí estará la cara de esa persona o de esas personas que  nos caen mal…de esos a los que ni siquiera miramos o miramos con desdén. Yo creo que esto debe ser cierto y que vergonzoso debe ser…  no poder levantar la mirada.

ABRIL 19 DE 2010

Esta mañana en la Eucaristía me sentía muy apenada con el Señor porque reaccioné agresivamente en varias situaciones; entonces me confesé esperando que el sacerdote me diera una “estrategia”, un consejo para controlarme más…pero no, al contrario,  no me dedicó más que un minuto y yo me quejé con el Señor por esto.

Más tarde  al revisar mis correos electrónicos encuentro que el Señor mismo se ha ocupado de responderme, desde ayer. Una amiga –inspirada por la gracia-  me ha enviado un texto sobre los frutos del Espíritu Santo  en el cual se dice que no hay metodologías para adquirir estas virtudes... SON DONES, perfecciones  que el Santo Espíritu va formando en nosotros, si somos dóciles a Él.  Más aún, quien se empeña en obtener victoria sobre sus defectos por sí solo  únicamente tendrá tristes derrotas. Pero el Espíritu va haciendo fácil lo que resultaba imposible, venciendo las tendencias de la carne. A veces olvido que toda virtud viene de Dios.

No dudo de que  recibiré de Su gracia  pues desde hace días en mi mente resuena el eco de esta frase que escuché: “ el Dios que llama a las cosas que no son para que sean” ( Romanos 4;17).

ABRIL 21 DE 2010

Hoy en cuanto llegué a la capilla del Santísimo sentí que el Señor me pedía arrodillarme para decirme algo, como ha sucedido otras veces. Me arrodillé y me sellé con su sangre…pero  no “escuchaba” nada, entonces, confundida, me senté para leer unas oraciones que llevaba.

Cuando ya estaba por irme de nuevo entendí que me arrodillara y sentí en el corazón algo muy hermoso que nunca había sentido…podría decir que fue como una campanada, pues la sensación se fue haciendo más fuerte y luego se fue apagando. Entonces empecé a “escuchar” en mi mente al Señor…”¿ves la diferencia?... porque dudas de si te dije esto o no te dije? Acaso no te he dicho que yo  guiaré tus pasos, que tendré mis ojos puestos sobre ti? Que tu corazón es mío y no permito que nadie ponga nada en él? Que soy centinela de tus afectos?... cuando te digo que “faltan días” es porque las cosas ya se vienen, es más, ya se están dando aunque tú no lo veas.”

Y es que permanentemente vivo envuelta en la incertidumbre…. Voy de felicidades en desalientos…voy de sentirlo y tocar el cielo con las manos a no sentirlo y creer que todo ha sido un sueño…A veces entiendo que algo va a pasar…y todo el día hay inquietud y movimiento en mi corazón….y cuando llega la noche y no he visto ni oído nada especial, me aturden la confusión y el desaliento.

Para terminar,  entendí que me pedía “Alegría y esperanza”…entendí que debo mostrarme siempre así, confiada en sus promesas.

ABRIL 22 DE 2010

Desde esta mañana en que visité al Santísimo, y todo el día,  he sentido al Señor en mi corazón,  entendí que iba a bendecir a la comunidad de los sacerdotes de mi parroquia y estaba  inquieto; yo le comentaba mi temor de fallarle…y como en otra ocasión entendí que “Él lo hará todo”  y que solo me pedirá un poquito de fe.

MAYO 1 DE 2010

Hoy al recibir la sagrada comunión de nuevo sentí como una llamada al corazón y entendí “porque dudas? Porque te abates tanto? Por hoy puedes ofrecerme alegría y esperanza? toda la alegría de que seas capaz? Luego te compensaré”

MAYO 12 DE 2010

Ayer todo el día sentí al Señor,  pero  no particularmente alegre o triste, solo un dolorcito continuo en el corazón y por ratos en la mano izquierda; entonces yo le pedía misericordia, misericordia. Hoy, en la Eucaristía sentí que el Señor me pedía mucha oración y que no me irrite por  nada… que luche contra la fuerza de la costumbre. Y es que en verdad, muchas veces, uso palabras y miradas duras sin quererlo realmente, solo  por costumbre.

MAYO 20 DE 2010

Estuve leyendo periódicos y viendo películas en la televisión y  he quedado muy triste al ver las cosas que se dicen y se muestran, tan contrarias al evangelio; se promueven todo tipo de pecados, pero especialmente el sexo “indiscriminado”.  Sin embargo, hoy el sacerdote en la Eucaristía soltó esta frase: “ánimo, yo he vencido al mundo… Juan 16, 33”  y me consolé.

MAYO 31 DE 2010

Desde hace varios días me siento –nuevamente- diferente… el Señor me está permitiendo entender, o más bien, interiorizar algo que no había podido llevar a la práctica: el Espíritu de oración y sacrificio... algo que Él mismo me ha pedido desde hace varios años.

El cambio empezó con el mensaje de dos amigos que se comunicaron conmigo la semana pasada.

Estos mensajes dejaron en claro varias cosas: primero, que el Señor ya me ha dado –y desde hace rato- las herramientas necesarias para servirlo, para ser Su “Instrumento”… solo debo disponerme a serlo, dejando de lado el temor, armada con amor y paciencia. Segundo, que mi ministerio principal es el de madre y esposa y que desde ahí se pueden lograr grandes cosas para la gloria de Dios y tercero que debo pensar también en mi realización personal…en mis gustos y anhelos.

Como he dicho, más que entenderlo, poco a poco he comenzado a sentirlo y he pasado del desaliento al ánimo. He sentido unas nuevas y profundas alegrías al hacer los quehaceres de la casa y he tenido la clara conciencia de hacerlas por amor a Dios… Extrañamente siento el deseo de compartir con mis hijos el esfuerzo de realizar sus deberes…Y quiero realmente “complicarme la vida” dándoles gusto en algunas cosas en las que hasta ahora  no había accedido.  Repaso con emoción mi vida y me siento privilegiada… maravillada.

Hay otras cosas que estoy percibiendo de manera diferente…pero no vale la pena entrar en esos detalles…solo puedo decir, como un amigo dice:  “wow”… ¡el Señor es increíble!

JULIO 12 DE 2010

Estuvimos una semana de vacaciones en la playa, y cómo me hizo falta la Eucaristía… este encuentro celestial no cansa, como si me hastió la comida y me agotaron el sol y el ocio.

Recibí un correo de un sacerdote amigo, quien varias veces ha sido instrumento de gran bendición para mí y cuyas palabras siempre hacen “moñona”;  transcribiré un pedazo: “Que nuestros ojos, palabras y sentimientos sean con Él, por Él y en Él. Por eso no importan sufrimientos, persecuciones, frustraciones o dolores de mi corazón…si su Voluntad se hace vida en mi vida.  Eso que a veces parece  enfermedad es la oportunidad de santificación. Recuerda siempre la triada: fe, esperanza y caridad como tu horizonte y meta evangelizadora y la pobreza, la castidad y la obediencia como estilo de vida para descubrir  la acción de Dios en el ‘cotidiano’… “.   “Animo, solo somos obreros, la mies es de Él”.

Y que es la  “mies”? busco en el diccionario y dice que es la tierra, los sembrados, el tiempo, la cosecha…mejor dicho, TODO.

AGOSTO 10 DE 2010

Sigo en la lucha por superar mis fastidios y de no irritarme por nada. Lo importante es no rendirse. Así como Pedro lloró amargamente cuando negó a Jesús, el que, con humildad, se reconoce pecador, encuentra a Dios.  Nuestra humana condición exige un “arrepentimiento permanente”…un corazón humilde.

El ver mis defectos,  además de los malestares de la gripa -que no se va del todo a causa de estos fríos- y el haberme alejado del trabajo en la parroquia, me han llevado a días de total desaliento… Claro que no faltan los momentos de Cielo, casi siempre en la Eucaristía, cuando el Señor se deja sentir de una y de otra forma. Espero que El  me muestre el camino que debo seguir ahora para servirle, en el tiempo tan limitado que tengo libre.

SEPTIEMBRE 1 DE 2010

Hoy ante el Santísimo sentí al Señor en mi corazón y entendí que me pedía ayunar cuanto pueda, ser “mansa”, contener la lengua – no hablar nada que no edifique a los demás-, sacrificar los pensamientos, orar permanentemente, alabarlo y consentirlo.  Esto es lo mismo que me ha pedido tantas veces y que no he podido lograr: un espíritu de oración y sacrificio.

SEPTIEMBRE 14 DE 2010

Preparando mi próxima confesión he analizado lo siguiente: mi impaciencia y falta de dulzura con los demás me causan desilusión y desesperanza, por esto, caigo en otras faltas como la gula, la falta de oración, el fantasear, el aislarme de todos… y es un círculo vicioso que me hace sentir cada vez más fastidiada y más indigna. Así como puedo lograr algún día el espíritu de oración y sacrificio??  - le hablaba de esto al Señor en la capilla del  Santísimo-. Tú sabes, Señor que lo deseo y lo intento pero no puedo, no puedo…tendrás que venir y hacerlo por mí. Enseguida entiendo que el Señor me dice: “tú crees, que si me llamas, yo no  corro a hacer todo por ti? Si me lo pides, yo lo haré”.   No es dulcísimo nuestro Señor?  Sus palabras me siguen dejando atónita…  con Él todo parece tan fácil y todo parece posible.

Al despedirme entiendo que en la tarde me dará  “contentos”, pero que igual, cuando me mande mortificaciones –como esa gripa frecuente que me ha hecho renegar todo el año- debo aceptarlas como Suyas para compartir Sus amarguras.

SEPTIEMBRE 18 DE 2010

Ayer cuando iba para la Santa Misa el Señor me hizo sentir en el corazón su dulcísimo amor que me embriagaba y entendí que era por el día del Amor y la Amistad.  Esto me animó tanto que llegué a la casa a hacer oficios que ni siquiera había planeado. En la noche me arrulló y en la madrugada me despertó con el mismo dulzor en mi corazón. Por esto pude aguantar el ajetreo de un almuerzo, una pijamada y una cena que ofrecí en la casa por el cumpleaños de mi hija, entre ayer y hoy.

SEPTIEMBRE 19 DE 2010

Hoy durante la misa dominical sentí de pronto la misma dulzura que me ha puesto el Señor en el corazón estos últimos días y sentí que me declaraba su amor y que por fin tomaría “posesión de mis actos”.

OCTUBRE 1 DE 2010

He  venido pidiendo: “Señor, toma posesión de mis actos”, cada vez que me acuerdo, y seguro que lo ha hecho pues  me siento diferente respecto de varias cosas y he sentido mucha paz.

La noche de ayer, sin embargo, fue terrible; se le agudizó a mi niño el malestar de la gripa y, además de respirar muy mal,  se despertó varias veces  frío, pálido y  llorando por dolores que ni siquiera podía identificar. Yo no sabía si  correr al hospital o ponerme a orar. Oraba pero llena de angustia, y me preguntaba ¿Dónde está mi fe?...entonces me preguntaba también: y si el niño se me muere en los brazos, que le voy a decir a mi esposo cuando me pregunte porque no lo llevé al hospital?.  Bueno, pues me puse a orar y cuando  nuevamente se despertó llorando -cerca de las tres de la madrugada-  me tiré de la cama decidida a llevarlo al hospital, pero ya no tenía angustia. Ya salíamos cuando el niño me pidió algo de comer,  se devoró un brownie y le volvieron el color y el sueño, así que decidimos acostarnos nuevamente.

Yo evitaba ir al hospital porque me asusta manejar de noche, porque mi niña se quedaría sola, porque siempre son por lo menos cuatro horas de espera antes de ser atendidos (hace menos de un mes estuvimos allí con el niño),  porque las experiencias con  nuestra EPS (entidad de salud) son muy desalentadoras y,  sobre todo,  porque sentía que el Señor me tranquilizaba.

En la tarde había leído algo de Job, cómo se quejaba de sus desgracias pero cómo era consciente de la grandeza y sabiduría de Dios: como pelear con Él?; Entonces cuando oré, traje a mi oración algunas de las cosas que había leído. Y justamente hoy en la Santa Misa la primera lectura era de uno de esos pasajes de Job.  Creo que esta noche fue como una “prueba” para mí.

OCTUBRE 29 DE 2010

Casi a diario el Señor me ha dejado sentir sus inspiraciones, también me ha pedido cosas especificas dejando ver su bendición a través de mis actos. En un momento experimenté profunda compasión por el sufrimiento de alguien cercano, sintiendo en carne propia su dolor, cuando mi actitud  habitual es de juez.  Otro dìa el Señor me pidiò durante el ofertorio en la Eucaristìa "pon tu vida en el altar" y sentì que una luz me llenaba lentamente. Al terminar veìa todo màs claro como cuando me operaron de la miopìa.

Puedo ver en todo esto que ha sucedido la insistencia del Señor en los siguientes puntos:

          El Señor me promete de nuevo que me darà Su Santidad, Su Vida...que serè inmutable. Que mostrarà a todos que Èl està conmigo. Que tomarà posesiòn de mis actos.

El Señor me pide:  Contener la lengua,

Nunca pierdas la fe, no pierdas la paz.

Todo lo que haces, Yo lo inspiro, excepto el pecado.

Nunca caigas en vanidad, la Gloria siempre para Dios.

Yo te estoy purificando para que seas mi instrumento.

Muy pronto se cumplirán mis promesas….cada una.


NOVIEMBRE 1 DE 2010

Hoy, fiesta de Todos los Santos, al despertar, el Señor se hizo sentir muy fuerte en mi corazón y me comunicó gran alegría. Le dediqué las más bonitas canciones de amor, sentía una ansiedad por Él, !un anhelo! …sentía que Él lo estaba disfrutando mucho y que le “arrancaba sus misericordias”. En un momento me imaginé que caía por un hoyo profundo y oscuro y entendí que, aunque me viera en esa situación, recordara que Él no duerme, no se distrae, nunca se olvida de mí.

NOVIEMBRE 9 DE 2010

Esta mañana, en cuanto entré a la iglesia observé que el piso necesitaba aseo y varias veces me distraje  observándolo y preguntándome si me darían permiso para limpiarlo….es decir…deseé hacerlo. Al finalizar la homilía el padre nos recordó que todo lo bueno proviene de Dios y que cualquier cosa buena que hagamos es una inspiración de Él; Será tan cierto que al terminar la celebración  me ofrecí a limpiar el templo y me dijeron que justamente la señora que debía venir a hacerlo se había lastimado un pie y que no podría presentarse para cumplir con esa tarea; entonces lo hice.

NOVIEMBRE 11 de 2010

Un amigo me ha pedido que le ayude en algo y yo no quisiera porque en otra ocasión sentí que abusó de mi buena disposición por colaborarle; por otro lado me siento culpable por faltar al perdón. Entonces hoy llegué a la Santa Misa totalmente distraída con ese asunto y decidí  no comulgar. Al instante sentí que el Señor me tranquilizaba: sentí que Él me comprendía…sentí que Él no me iba a obligar a hacer cosas que mi corazón no está dispuesto a hacer, sentí que me pedía “guardar” ese mal momento y “cerrar” el libro, sentí en fin que me pedía dar todo lo que pudiera dar. Entonces pude comulgar.

NOVIEMBRE 14 DE 2010

Hoy mi esposo y yo renovamos los votos matrimoniales, luego de 24 años de casados. El evento, que incluyó un pequeño “retiro”, parece que le agradó mucho a nuestro Señor pues me  despertó temprano comunicándome su alegría, preparándome y bendiciéndome. El Señor tambièn me repite que obrarà a travès de mi persona y por esto "atraerè como un imàn", me anuncia muchas y grandes alegrìas.

NOVIEMBRE 28 DE 2010

Al ver todos los almacenes repletos de árboles, bolas, adornos, renos, figuras de papá-Noel, luces  e infinidad de objetos navideños perdí por completo el deseo de vestir mi casa de navidad. Me enfurece ver como usan a Dios para aumentar al máximo el consumismo mientras que luchan por  hacer desaparecer su imagen y sus enseñanzas; los mismos medios que viven tratando de desprestigiar a la iglesia, se engalanan y se sirven igual de la época de navidad para atraer a la gente.  El Señor visita con tristeza todas las casas llenas de adornos, regalos y manjares en donde  nadie se acuerda de Él… ¿alguno pensará en Él  cuando abrazando al más cercano  grite “feliz navidad”?

Mi hija se empeñó en armar el pesebre y el árbol de navidad  elaborando figuras con fommy e icopor, lo que logró entusiasmarme….y en eso  estamos.

DICIEMBRE 5 DE 2010

El 30 de noviembre sentí durante la Santa Misa que el Señor me decía “ofréceme voto de silencio, puedes hacer este sacrificio?” Sin embargo he tenido que salir todos los días, han surgido compromisos no previstos,  he tenido mucho que hacer y mucho que decir…. ¿Voto de silencio? Le he dicho al Señor ¿es un chiste??

DICIEMBRE 19 DE 2010

Esta mañana el Señor se dejó sentir y me inundaba con su presencia, ¡hacía tanto que no me daba ese consuelo!. Sin embargo no he podido mantenerme callada, no he podido complacer al Señor y le he pedido que me ayude a sacrificarme haciéndose sentir sensiblemente en mí. Cuando siento su presencia no puedo negarle nada.

.