Para Recordar

Nada de lo que el mundo ofrece viene del Padre, sino del mundo mismo.

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

DIARIO 2016 Imprimir E-mail

DICIEMBRE 22 DE 2016

Desde que mis hijos salieron a vacaciones no he podido dedicar ningún tiempo a la oración, sin embargo en esta semana el Señor se ha dejado sentir por un minuto  al despertar y siempre en la comunión cuando logro ir a la misa: tiernísimo y silencioso y me dan ganas de llorar.

NOVIEMBRE 4 DE 2016

Hoy, antes de que sonara la alarma, el Señor me despertó consumiendo mi corazón como al fuego,  y aunque no  “escuché” ninguna inspiración,  estoy segura de que lo estaba purificando… ¿de qué? pues no lo sé exactamente, pero sé que estoy llena de temores, apegos, egoísmos, imprudencias y entonces solo decía “haz lo que sea para servirte mejor, para tu Gloria…para tu Gloria”.

Después de esto miro al mundo y lo veo tan pequeñito… pienso en la maldad y la veo tan débil… sabiendo que  el Creador se fija en un punto y lo puede tocar para vida o para muerte y me siento aturdida.  En  abril del 2004 tuve una sensación muy parecida de que el Señor “trabajaba” en mi corazón ¡y esa es la esperanza de los cristianos!, como dice la primera lectura de hoy, tomada de Filipenses 3: el Señor “transfigurará este miserable cuerpo nuestro en un cuerpo glorioso como el Suyo, en virtud del poder que tiene de someter a sí todas las cosas”. 

https://www.youtube.com/watch?v=yVaASZzMfx4

OCTUBRE 28 DE 2016

Durante el rosario con las monjitas al cual asistí, ellas nos pasaron unas reliquias de varios santos para que las fuéramos rotando e hiciéramos una petición especial por su valiosa intercesión (la reliquia de un santo es una parte de su cuerpo o de su vestimenta o un objeto que estuvo en contacto con él).

En un  principio me llené de paz y luego me asusté porque sentí  que varias  “personas” estaban  como agrupadas frente a mí; enseguida una amable voz femenina   llegó a mi mente animándome; supongo que eran los santos y santas de las reliquias.

 Esta percepción espiritual de “un grupo” me hizo recordar algo que me paso a mediados de este mes: en la madrugada me desperté aterrorizada y tuve la sensación de que la casa era recorrida por un “batallón” de demonios;  ni siquiera fui capaz de encender la luz, paralizada por el miedo, y me  encontró el día invocando a mi ángel de la guarda, a San Miguel y a la Santísima Virgen.

 “Pruébalo” me dirán…pero nadie podría ni probar ni explicar las realidades espirituales… lo cierto es que desde ese día duermo siempre con el rosario enrollado en mi muñeca porque ya en oración había entendido que es un arma espiritual muy eficaz.

OCTUBRE 26 DE 2016

Sigo sumergida en las distracciones aunque a ratos intente orar, incluso algunos días no he ido a la misa por falta de ganas y no me he animado a visitar al Santísimo; y saber que muchas veces me he dicho ¡cómo es posible que un católico no desee asistir diariamente a la Eucaristía y  visitar al Rey del mundo en el Sagrario!. ¿Nunca acabaré de aprender que todo es obra de la Gracia?

 Empezando la semana sentí que el Señor me pedía “mortificarme” todo el día, pero yo no encontré la manera y tampoco me esforcé; sin embargo, me invitaron a rezar un rosario con unas monjitas y ellas hablaron justamente de eso…de vivir todo el día en intercesión por tantos hermanos que sufren, de vivir todo el día en oración... y eso es difícil, es un sacrificio.

Primero hay que dejar de juzgar  y empezar a justificar al prójimo para motivarnos a orar por él; ese violador, ese asesino, ese vecino malgeniado, ¿qué tendrá en su pobre alma? ¿Cuánto habrá sufrido?:  ¡Señor ten piedad de él!

Luego, dar gracias por todo:  el poderme levantar,  caminar, ver… el café, el trabajo, la familia  y ofrecer cada actividad por pequeña que sea:  Señor voy a barrer por los habitantes de la calle… a hacer el almuerzo por los cristianos perseguidos en oriente… a lavar la loza por los jóvenes que han caído en la adicción… por los enfermos, los tristes, los presos... ¡hay tantos por quien orar!

OCTUBRE 16 DE 2016

He pasado días y  días de desaliento sin poder “conectarme” con el Señor; en algún momento entendí que esto hacía parte de “los dolores” que podía ofrecer por el país; y es que, en verdad, el vacío espiritual…el vacío de Dios, duele más.  Lo peor es que así no dan ganas de orar y entonces llegan toda clase de  tentaciones: comer compulsivamente, comprar,  pelear, culpar, chismear o cualquier otra cosa  que solo distrae momentáneamente para terminar más frustrado.

Hoy, al comulgar, tuve la certeza de que el Señor estaba ahí, a mi lado, sonriéndome y de que me repetía al oìdo  esta frase del salmo:   “jamás  duerme el que te cuida”.

OCTUBRE 1  DE 2016

La iglesia en Colombia ha estado haciendo oración ante el Santísimo pues  mañana debemos votar a favor o en contra de los “Acuerdos de Paz” con el grupo guerrillero FARC; El pueblo en general está dividido y llueven mensajes contrarios: unos están convencidos de que el “Si” es un avance y que llevará paz a las zonas de conflicto, a las que más han sufrido; los otros están seguros de que ese grupo ni se desarmará ni dejará los negocios ilícitos  completamente y que -con el poder político que obtendrá- llevará al país al desastre económico y moral. ¡Solo Dios sabe!

Sea el nombre de Dios bendito por los siglos de los siglos,
Porque la sabiduría y el poder son de Él.
Él es quien cambia los tiempos y las edades;
Quita reyes y pone reyes.
Da sabiduría a los sabios,
Y conocimiento a los entendidos.
Él es quien revela lo profundo y lo escondido.
Conoce lo que está en tinieblas,
Y la luz mora con Él. (Daniel 2;20-22)

SEPTIEMBRE 29 DE 2016

Fui temprano ante el Santísimo para hacer oración por el país y en cuanto me arrodillé sentí un terrible dolor a la altura del esternón; no creo que me haya durado más de un minuto, pero me asusté. Al momento llegó a mi mente una inquietante invitación: -¿puedes aceptar algunos dolores por tu país y quedarte aquí tres horas en oración?  – dame lo que me pides y pídeme lo que quieras, como dijo San Agustín, pensé.

Me quedé tres horas haciendo el rosario y esperando que me acosara algún dolor terrible que no llegó; solo entendí que la Santísima Virgen me inspiraba esto: yo te acompañaré… no temas, yo nunca me arrepentí de decirle “Si” a Dios, porque -tú ya lo sabes- el dolor con Él se vuelve un gozo y además te prepara para recibir nuevas bendiciones.

SEPTIEMBRE 24 DE 2016

Esta semana la empecé muy apenada con el Señor porque guardé rencor por algo y gracias a esto inicié una pelea familiar; le pedía perdón por “ser tan rencorosa” pero entendí que Él – que es solo amabilidad y comprensión- me decía: no “eres”, solo no has perdonado aún eso que sucedió… y entonces yo le he pedido la gracia para hacerlo y le he estado entregado esa tendencia a controlarlo todo.

Luego de esto, se ha dejado sentir tiernísimo y cercano al comulgar y ante el sagrario; también, dos veces me ha despertado envolviéndome en su Presencia y pidiéndome “¡ora!”; recité la oración del Gloria varias veces y Él se hacía sentir con más fuerza como si le agradara mucho…

Gloria a Dios en el cielo,
y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos, te adoramos,
te glorificamos, te damos gracias,
Señor Dios, Rey celestial,
Dios Padre todopoderoso

Señor, Hijo único, Jesucristo.

Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;
tú que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros;
tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplica;
tú que estás sentado a la derecha del Padre,
ten piedad de nosotros;
porque sólo tú eres Santo,
sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo,
con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

SEPTIEMBRE 16 DE 2016

El 31 de agosto, durante media hora que estuve ante el Santísimo, vi en mi mente al Señor danzando todo el tiempo, y en la última semana lo he visto dos veces más, comunicándome su alegría por todos los que lo están buscando...por cada uno.

Dios danzando…el Señor Todopoderoso…el creador del cielo y de la tierra... hmm… difícil de creer.

No me animaba a publicar esto porque suena tan inverosímil,  pero hoy recibí este mensaje de una amiga, tomado de la Biblia (Sofonías 3, 17):

Yahvé tu Dios está en medio de ti,

¡un poderoso salvador!

Exulta de gozo por ti,

Te renueva con su amor;

Danza por ti con gritos de júbilo,

Como en los días de fiesta.

"El Señor exulta de gozo por ti..",  busco que es  "exultar" y  wow... ¡me estremezco!

SEPTIEMBRE 2 DE 2016

El Señor sigue dejándose sentir cada vez que comulgo como una nubecilla de paz y luz que se posa sobre mí. Esta semana, dos veces me ha despertado antes de que suene la alarma  y se ha dejado sentir con tal fuerza, que me siento como “diluida” en Él…

Ahhhhh…”al despertar me saciaré de Tu Presencia”…dice un salmo.

AGOSTO 14 DE 2016 

Hoy me reuní con mi familia y el Señor me inspiró ternura hacia una de mis sobrinas; aunque ella ya cumplió 23 años, me parecía una niña pequeña y solo quería ponerla sobre mis rodillas y consentirla.

AGOSTO 9 DE 2016

Con frecuencia, cuando mis hijos me piden algún favor “especial”, como ir a comprar algún material escolar o algo así, yo me enojo, les digo que estoy muy cansada y enumero todas las labores que durante el día he hecho: cocinar, lavar, planchar, barrer, trapear… y me parece -con toda justicia- que cumplí con lo que me correspondía y no tengo porqué alcahuetear su pereza; anoche lo hice cuando Daniel me pidió ayuda para imprimir una tarea.

Esta mañana ante el Santísimo le pedía al Señor que me diera aliento para hacer todo el oficio pendiente y entendí que el Señor me lo daría, pero también entendí que después de hacerlo todo, le diera la Gloria a Él, en lugar de quejarme; porque Dios da la fuerza y los medios para trabajar y aun así nos transfiere el mérito… el cual es mayor si en vez de quejas le damos gracias. Y recordé la cita del Evangelio:

 Así también ustedes, cuando hayan hecho todo lo que se les ha mandado, deben decir: “Somos siervos inútiles; no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber.”

AGOSTO 6 DE 2016

Al recibir la comunión sentí al Señor en mi corazón y llegó a mi mente la cita de Isaías 12 “sacareis aguas con gozo de las fuentes de la salvación”.

AGOSTO 05 DE 2016

El Señor me ha ayudado y he podido pensar antes de actuar, escogiendo sin dificultad el camino de la paz… el callar… el servir;  también me he enojado, me he estresado y me he cansado…. pero siento la Gracia y espero algún día llegar a ese estado que el Señor le describió a Sor Josefa Menéndez en 1923:

“Así, cuando sobreponiéndose a las dificultades y repugnancias se somete el alma generosamente a la Voluntad de Dios, llega un momento en que, unida íntimamente a Él, goza de las más inefables dulzuras…” 

JULIO 23 DE 2016

Temprano el Señor me ha llamado a orar; me arrodillo frente a un crucifijo y entiendo que el Señor me dice: “mírame… ¿que ves?”.

-Es raro, antes sentía compasión ante ese cuerpo herido en la cruz, pero hoy veo a un Dios que voluntariamente se puso allí para enseñarnos lo que es el amor; No es digno de compasión sino digno de imitar…. Es una invitación a hacer lo mismo… ¡Ay no…! ¿Me vas a dar una cruz? ¿Me vas a dar un sufrimiento?  Yo sé que estás en mí y que Tu eres fuerte, pero tiemblo al pensar que me anuncias un gran dolor …

       - ¿Entonces me vas a decir que “no” ?

-  No podría decirte que no…te digo como te dijo Pedro: ¿Si no es a Ti, a quien iré? ¿A quién me entregaré o en quién confiaré? Tú eres toda mi esperanza.

     -  Solo es la cruz de cada día, no te estoy anunciando un gran sufrimiento, al contrario, una vida llena de gozos, porque como te dije hace algún tiempo, sacrificarte será tu alegría.  ¿No querías una ayuda? ¿Un recordatorio?   Pues voy a poner esta imagen en tu mente como un faro, como una brújula, para que, cuando tengas la oportunidad, te sacrifiques y éso sea la oración más bella que me puedas ofrecer.

JULIO 22 DE 2016

Una mañana a principios del 2006  me encontraba digitando unas facturas del negocio de mi esposo y noté que el número  27 se  me presentaba repetidamente; esto ha continuado hasta ahora, insistentemente, extrañamente.  Mi esposo e hijos lo comprobaban… especialmente al mirar la hora, en un turno de espera, en las facturas del supermercado, en la silla de avión que me correspondía…  Muchos años antes, en un sueño,  había visto el número 7272 y varias veces aposté a la lotería con él, aunque en el fondo sabía que no me fue dado con ese propósito. 

.Esto no lo había publicado por temor de que fuera algo contrario a Dios; sin embargo, el sacerdote que me ha dado dirección espiritual me hizo notar que 72 son los libros de la Biblia y 27 los del Nuevo Testamento; me recomendó leer el nuevo testamento, no en orden, sino dejándome guiar por el Espíritu Santo.

Comencé con el Evangelio de San Juan y la primera carta de  San Juan y no he salido de allí; esta  mañana, noté  que Jesús en sus últimos días le repitió a sus discípulos que  todo lo que le pidan al Padre, en Su Nombre,  Él se los concederá. Más tarde ante el Santísimo entendí que el Señor me recordaba esto y me exhortaba a pronunciar su Nombre, a pedir en Su Nombre y a tener la certeza de recibir.

JULIO  21 DE 2016

Hoy al comulgar de nuevo sentí al Señor como Paz, que llega y se posa sobre mí. Luego pensé en confesarme o en ir a la dirección espiritual, pero no encuentro nada que pudiera decir… no siento dudas, ni cargas, ni culpas; sé que peco continuamente, sobre todo  por egoísmo y  soberbia,  pero también sé que el Espíritu en mí no se dejará ganar de la carne.

JULIO 12 DE 2016

Hoy al iniciar la Eucaristía, durante el acto de contrición sentí al Señor en el corazón y entendí que me decía “Yo te absuelvo” (para  poder ofrecer la comunión por las almas del purgatorio);  luego, al recibir la hostia lo sentí fuerte dentro de mí… con Su Inmutable Amor y Paz  y quede llena de esa paz…

JULIO 8 DE 2016

Gracias a Dios volvimos sin novedad;  ayer en la noche, al recibir la comuniòn  lloraba de alegría al sentir al Señor tan dulce y cercano, fue como encontrar agua viniendo del desierto.

editadasfco1editadasfco2editadasfco3

Durante los largos recorridos en carro, varias veces escuchamos esta canción... que parece estar muy de moda y es muy bonita...

https://www.youtube.com/watch?v=lFd52RXFz_4

JUNIO 21 DE 2016

Esta noche viajamos nuevamente a los Estados Unidos y estaremos allí quince días, haciendo un recorrido de Los Ángeles a San Francisco; yo hubiera preferido viajar a la costa colombiana y disfrutar de una playa tranquila y del pescado frito con patacón, pero lo importante es poder estar juntos; lo que más me motiva es que el avión hará escala en México y podremos pasar a saludar a la Virgen de Guadalupe.  El Señor no se había dejado sentir durante semanas, pero esta mañana lo hizo y  me comunicó la alegría y el ánimo que necesitaba

ABRIL 27 DE 2016

Cómo decirte, Jesús...

https://www.youtube.com/watch?v=01rCiU32kDc

ABRIL 21 DE 2016

Esta semana he tenido fuertes combates espirituales, tal vez por eso hoy en  la misa me sentía incapaz de mantenerme en pie, hasta que recibí la Comunión y me animé.

El lunes, organizándole unos recibos a mi esposo, me asaltaron viejos  celos y  dudas que me carcomían por dentro; luego, a la hora de la  cena mi hijo pequeño se puso mal, con diarrea y vómito hasta la madrugada; el martes, un fuerte dolor de estómago me mantuvo casi todo el día en cama, con el niño, a quien le subió la fiebre en las horas de la tarde. Cuando ya nos disponíamos a descansar, mi hijo mayor llama para avisar que ha chocado el carro y volvió a la casa a la una de la mañana, en una grúa; anoche él se demoró porque se quedó “estudiando en la universidad” pero yo me lo imaginaba haciendo otra cosa -perdido- y sentía una terrible angustia en el pecho que se unía de forma extraña con el dolor físico que tenía. Entonces, tomé una cruz y un rosario para repetir “Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío”, y obtuve la fuerza de levantarme para ver llegar a mi hijo.. su mirada y su sonrisa limpia,  y descansé.

ABRIL 18 DE 2016

Como lo he tratado de describir, desde noviembre del 2007 el Señor ocasionalmente pone en mi corazón un amor desbordado por algunas personas, de tal forma que el  solo recuerdo me conmueve hasta las lágrimas; por fin le he escrito una oración para pedirle la gracia de ser instrumento de Su amor.

Oh Dios, préstame tus ojos,

Y embriágame con tu amor,

Para mirar a mi hermano,

¡Como Tú lo haces, Señor!


Con sus rasgos, fascinada

Por que Tú lo has delineado,

Las virtudes exaltadas,

Todo juicio silenciado.


Conmovida y desarmada

Ante el tierno corazón,

Que se  entreabre enseguida,

Sediento de comprensión.


Quiero ser para él, caricia,

Dulce voz y justo obrar,

Semilla de paz sembrada,

¡Que Tú sabrás fecundar!

 

ABRIL 8 DE 2016

Me he sentido sin un aliento y es como para no creer luego de la experiencia del Domingo; afortunadamente tenia cita con mi director espiritual, quien me hace entender este estado como una gracia de Dios para no caer en orgullo.  Me sugiere también publicar la  “inspirada” oración que he mencionado e  intentaré reconstruir algo desde mi frágil  memoria:

Amado Padre, te amo y te doy gracias porque me entretejiste en el vientre de mi madre y -desde antes-  trazaste para mí  un  camino de salvación, cuidando de mi como la gallina que bajo las alas mantiene a sus polluelos; y me has llevado hasta Tu Hijo, acunada en tu mano amorosa,  para que por Él llegue de nuevo a Ti.

Jesús, vida mía y esperanza mía, ahora que acabamos de recordar tu pasión,  veo  todavía el sepulcro en donde fuiste enterrado y quiero dejar  allí  enterrados  contigo los miedos y  la desconfianza, así como  las quejas, los desalientos y  la agresividad que provienen de mi misma inseguridad… Te veo flagelado y encorvado por el peso de la cruz pero me miras con ternura y  me invitas a entregarte todos mis males… los despedazo y los sumo  a tu cuerpo destrozado  y todas mis cargas las añado a  Tu  cruz. A cambio te pido que  llenes todos mis vacíos de fe y de amor.

Espíritu Santo de Dios, amigo, te veo como lenguas de fuego apostadas frente a mi y te pido  que te hagas centinela de mis potencias (memoria, entendimiento y voluntad), mis sentidos, mi corazón y mi lengua para actuar conforme a Dios.... no te pido hablar con sabiduría sino más bien te pido sabiduría para  callar… porque cuanto peco con mi boca!

Trinidad Santa quiero ser luz! Quiero ser luz!... Quiero ser luz en medio de un mundo  anegado de tinieblas porque es en medio del cielo oscuro en donde se ven las estrellas… quiero ser luz  que -sin hablar- hable de Ti a todo el que me vea, y finalmente te doy gracias porque  Tu  llamas  hoy a lo que no es ¡para que sea!

ABRIL 4 DE 2016

Ayer, día de la Divina Misericordia, al despertar empecé a orar de una manera bellísima; las palabras fluían en alabanza, acción de gracias y entrega a la Santísima Trinidad de tal forma que me sentía en un anticipado “Pentecostés”… una “muestra gratis” de media hora porque tuve que levantarme para llevar a mi hija al grupo de socorrismo.

Este “arrebato” de fervor -sin duda obra del Espíritu Santo-, estaba acompañado de alegría y de valor, de sentirme capaz de enfrentar cualquier cosa.  Por eso en los evangelios post-pascuales se ve a los discípulos de Jesús totalmente  cambiados, hablando del Reino de Dios  con toda propiedad, sin ningún temor y dispuestos hasta a enfrentar su misma suerte luego de ser “bautizados en el Espíritu Santo”.

MARZO 30 DE 2016

Esta mañana en la oración le presentaba al Señor la tristeza que traigo desde el Viernes  Santo y me hizo entender -entre otras cosas- lo siguiente:

Me recordó que los actos heroicos los hace Él. Si no  llevo una vida santa y sacrificada como desearía es porque Él no me ha dado la gracia para hacerlo.

Que lo ofendo al dudar de su acción en mi.

Que no pierda la PAZ… así como ando pendiente de llevar el celular para todo lado y de no perderlo. 

Que actúe  con amor y misericordia y que confié en  Él.

MARZO 29 DE 2016

La semana Santa me fui a la finca para estar unos días con mi mamá y solo asistí a tres sencillas celebraciones en un caserío cercano; el sacerdote centrò su mensaje en cambiar la palabra amor por la palabra misericordia, porque la palabra amor se ha desvirtuado, pero  la palabra misericordia nos invita a un amor  lleno de perdón y de sacrificio que hay que darlo a todos los que nos rodean.

Las Horas de la Pasión de nuestro Señor, quien dio hasta la última gota de su sangre, me reclaman mi  superficialidad, mi mediocridad, mi tacaña misericordia y veo con tristeza cuan distante es mi pensamiento de Su pensamiento, mi actuar de Su actuar.

FEBRERO 22 DE 2016

Hoy amanecí sedienta del Señor.  Hace   días al recibir la comunión entendí que el Señor deseaba “pulirme para que fuera su espejo”; mientras caminaba hacia mi casa me preguntaba si esa inspiración provenía verdaderamente de Dios… ¿acaso Él no está adentro de mí?  y entendí que un espejo como que absorbe la imagen y reproduce con fidelidad todos los detalles de aquel a quien refleja. En todo caso le pedí al señor que me confirmara esta palabra.  Hoy “casualmente” encontré la cita bíblica de 2Cor 3; 18:

“Por eso, todos nosotros, ya sin el velo que nos cubría la cara, somos como un espejo que refleja la gloria del Señor, y vamos transformándonos en su imagen misma, porque cada vez tenemos más de su gloria, y esto por la acción del Señor, que es el Espíritu”. 

FEBRERO 15 DE 2016

Una amiga me hizo caer en cuenta de que mi propósito cuaresmal no estaba bien formulado porque significaba una carga para mí; me sugirió cambiarlo por “Jesús en mí, siendo amor y paz para mis hijos” y  en verdad se siente mejor.

FEBRERO 10 DE 2016

Motivada por la  invitación que nos hizo el sacerdote esta mañana en la misa,  me he propuesto  evitar las discusiones con mis hijos como ayuno cuaresmal; trataré de contener la rabia ante sus exigencias e ingratitudes y de seguir la inspiración de la Santísima Virgen: ¡ámalos!

FEBRERO 07 DE 2016

Durante diciembre y enero, dos meses de  vacaciones,  mi hijo Juan Diego se levantó  después de mediodía para dedicarse a jugar videojuegos, ver la televisión, escuchar música y chatear por el celular ¡todo a la vez!.  Entonces con mi mirada, mi actitud y mis palabras lo he hecho sentir como un “vago”.

Estaba encomendándolo  a la Santísima Virgen esta  mañana, cuando  tuve la conciencia de lo que le he hecho sentir y entendí varias cosas:

*  Llegará el día en que  la casa se verá vacía y yo desearé  tener a mi hijo sentado en la sala toda la tarde… Así que este es el momento de disfrutar a mis hijos, de tratarlos con respeto, consideración y mucho amor, pues ese será mi consuelo cuando se vayan.

*  Cómo ya sé que el  Señor tiene  un “TIEMPO” para cada persona y por eso nadie puede obligar a otro a “convertirse”, debo tener presente que tal vez no es EL TIEMPO de mis hijos ni de mi esposo, pero SI ES MI TIEMPO… ¡Ámalos!  -entendí.

*  Mis hijos son nobles y obedientes, cosa que no es común en los adolescentes, entonces  debo aprovechar esto para reunirlos a orar  con más frecuencia

FEBRERO 3 DE 2016

El Señor me ha dado grandes alegrías en esta última semana; primero ver a mi hija Sofía iniciar su año escolar con mucho ánimo y disciplina para poder cumplir con otros dos compromisos que ha asumido: estudiar enfermería los sábados y ser voluntaria en un grupo de prevención de desastres, los domingos. Me siento muy orgullosa de ella, pues apenas ha cumplido sus quince años.

Luego, el domingo pasado, con la gracia de Dios, superando desacuerdos, mi mamá, mis hermanas y yo nos reunimos y decidimos ayunar al día siguiente por las necesidades de todas.

El día del ayuno, una de mis hermanas me pidió que la acompañara a una misa de sanación, en donde se pudo confesar y logró sentir la fuerte presencia del Espíritu Santo y de Jesús–Eucaristía. Y pensar que desde hace más de diez años yo deseaba esto para mi hermana… varias veces la invité, la llevé, me frustré y le reclamé a Dios… pero Él tiene SU  TIEMPO.

El Señor me ha dado la gracia de hacer sacrificios cada día: ayunar, visitar un enfermo, ir a misa por alguien, a pesar del cansancio y ser amable. Esto además del sacrificio diario de cumplir con mis deberes.

ENERO 31 DE 2016

Hoy en la finca el Señor puso en mí su amor por unas personas que se encontraban allí: un maestro que había sido contratado para la construcción de una alcoba, su  mujer y su hermano. Los hermanos tienen también un gran talento musical, tocan cantan y ofrecen serenatas así que se muestran muy alegres y extrovertidos cosa que nos incomodaba un poco porque nosotros  somos lo opuesto; pero al despedirme sentí un gran cariño por ellos, admiración por su espíritu alegre, por su humildad y  por su unidad, además de gratitud por el trabajo realizado,  y les expresé todo esto. Les di  varios abrazos y besos - con la excusa de la despedida- y  hasta nos salían lagrimas por la mùtua emoción. Luego me preocupé un tanto  de que se fueran a burlar de mi o de que hicieran comentarios “raros” a mis familiares, pero solamente dijeron que yo era muy “dulce” y que los había conmovido. Traté de decirles a mis familiares que el Señor me pone esos sentimientos en el corazón  pero no me  prestan mucha atención.

ENERO 27 DE 2016

En la tarde de ayer  me reuní con un sacerdote que me va a dar dirección espiritual; es de la comunidad de los Carmelitas Descalzos y conoce a profundidad la espiritualidad de Santa Teresa y San Juan de la Cruz. Sus palabras me iban transmitiendo paz, alegría y esperanza. –Ríndete!, me dijo y es que yo sigo buscando la santidad por mis propias fuerzas cuando esto es un don. También me ha animado a luchar siempre  por la unidad familiar.

¡Por fin! el director espiritual que tanto anhelé en medio de crisis y confusiones, y el  Señor me lo envía justo en este momento en que siento  un cierto dominio propio que me ha  llevado a pensar que Jesús ya está tomando realmente posesión de mis actos. Finalmente, no tengo idea de lo que el Señor va a hacer este año conmigo y eso es emocionante.

ENERO  26 DE 2016

Ayer me sentía muy culpable porque lastimé a mi mamá con mis palabras.  Intentaba decirle que no estoy dispuesta a seguir haciendo el papel de “árbitro”  en medio de las discusiones familiares porque siempre salgo herida e hiriendo a alguno y justamente volvió a suceder. Sin embargo, esta mañana en la Eucaristía el Señor me devolvió la paz; Él, que no se metió en peleas de herencias, ni juzgó a la mujer adúltera, ni al recaudador de impuestos, ni a Judas el traidor, sólo nos pide anunciar la verdad y  por supuesto  ¡amar!

ENERO 7 DE 2016

El Señor no se dejó oír ni sentir terminando el  2015; tampoco la Santísima Virgen. Sin embargo, la noche del 31, estando reunida con mi mamá, hermanos, sobrinos, y cuñados, de pronto me llené de energía y empecé a bailar y a brincar como hace mucho tiempo no lo hacía.  Sentía felicidad, gratitud y amor -especialmente por los que me causan mayor recelo- e hice todas las “payasadas” que pude hasta la media noche.

También repartí hojas y esferos a quienes quisieron elevar a Dios una acción de gracias, unas peticiones y unos propósitos para el nuevo año.

Yo me hice el propósito de cambiar las quejas por oraciones y el Señor en mí  ¡lo ha hecho!  Hoy le puedo cantar….

https://www.youtube.com/watch?v=8UKcmyGW4ak