Para Recordar

Nada de lo que el mundo ofrece viene del Padre, sino del mundo mismo.

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

2018 Imprimir E-mail

AGOSTO 26 DE 2018

La vida eterna cuesta…. todos sabemos que, generalmente, las cosas buenas no se obtienen fácil o gratuitamente.

En el evangelio de hoy se narra como “muchos” de los discípulos de Jesús  se alejaron de Él  luego de una de sus predicaciones.  Igual hoy -dijo el sacerdote- muchos se alejan de la iglesia porque no soportan su firme posición en temas que chocan con sus deseos: el aborto, la eutanasia, la unión libre, la castidad. Otros se quedan viviendo una religiosidad a la medida, según su gusto y conveniencia y aún se dicen católicos.  Pero a Dios no se le pueden engañar… se acepta a Jesús con todos sus mandatos o no se es cristiano.

¿También ustedes quieren irse?  pregunta el Señor a los más cercarnos; lo mismo nos pregunta a todos cuando dudamos en esas decisiones  difíciles,  cuando nos pone en situaciones que realmente no queremos aceptar. Yo, muchas veces tengo que responderle, resignada, como Pedro: Si no es a ti a quien iremos? Solo Tú tienes palabras de vida eterna.

AGOSTO 19 DE 2018

Se ha oído mucho esto de  “somos lo que comemos”;   hay  un libro y muchos artículos sobre el tema, pero  cualquiera puede distinguir  a una persona que se alimenta bien de otra  que no lo hace. Pues en el evangelio de hoy el Señor dice que “ mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida”; porque la Eucaristía es alimento para el Espíritu y fortalece la voluntad,  abre el entendimiento y el corazón suscitando el deseo de Dios: Vida y Paz.  No así el que solo se preocupa por alimentar su carne…insaciable, aceptará todo lo que le ofrece el mundo hasta estrellarse con la depresión y el desespero.

JULIO 29 DE 2018

El evangelio de hoy recuerda el momento en que Jesús multiplicó la comida que un muchacho aportó (cinco panes y dos peces)  para darle de comer a un gentío,  y  en el Salmo respondíamos: “abres tus manos Señor y nos sacias”.

La Biblia lo repite: Dios es Padre amoroso que cuida de sus criaturas, los que a El se acogen como hijos no tienen que mendigar el pan, si todos compartiéramos algo de lo que tenemos nadie sufriría necesidad…

¡Ay de los que se están robando el pan que Dios manda para sus pobres!, Él mismo defenderá su causa y hará justicia.

JULIO 5 DE 2018

Las lecturas del próximo domingo tienen una gran riqueza. A mi me hicieron sentir como que me revolvian las entrañas y recordé algo que le escuché hace años a un predicador:  “el Espíritu Santo entra en lo profundo del ser y redarguye”,  o sea que nos hace sentir que estamos obrando mal; pero yo no solo sentí un reproche, sino  que toda esa Palabra era para mí.

En la primera lectura de Ezequiel, el Señor lo envía como profeta a un pueblo “rebelde”, “escuchen o no escuchen”.

El Salmo 123 clama piedad al Señor porque “nuestra alma está saturada  de la burla de los arrogantes, del desprecio de los orgullosos”; y acabando de volver de vacaciones… 10 días completos con un esposo y unos hijos que parecen tan alejados de la oración….acusada constantemente de ser “un fastidio”…bueno, con frecuencia lo soy.

En la segunda lectura, San Pablo confiesa que tiene en su carne un “aguijón” que el Señor no le ha querido quitar para mantenerlo humilde; ¿será una enfermedad o un defecto? Todos tenemos por lo menos uno… muy manifiesto o muy escondido; pero el Señor le dice: “mi gracia te basta, que mi gracia se muestra perfecta en la flaqueza”. WOW!! ¿esa es la respuesta que el Señor me da a lo que le he venido pidiendo con tanta insistencia?

 

Y finalmente, en el evangelio, se muestra como el Señor no pudo hacer milagros en su patria porque aquellos que lo conocían y lo vieron crecer no podían creer que fuera un profeta. Dios nos habla muchas veces a través de las personas cercanas, pero estamos tan ocupados en nosotros mismos…tan encerrados en nuestra propia “verdad”, y tan ansiosos, que no nos tomamos el tiempo de escuchar… Y Yo me siento así…en una carrera ansiosa… los árboles no me dejan ver el bosque.  

 

JUNIO 10 DE 2018

Hoy la primera lectura  nos muestra a Adán y Eva en el paraíso tratando de buscar un culpable de su desobediencia: Dios mismo, la mujer, la serpiente… igualito que cuando acudimos a la confesión -dijo el sacerdote-, “hice esto y aquello pero por culpa de….”.

El evangelio muestra a Jesús  acusado de estar poseído por un demonio dado que tiene poder para expulsar demonios; el Señor les hace ver que eso es absurdo:  “si una casa esta dividida contra si misma, esa casa no podrá subsistir”;  Y justamente división es lo que el demonio siembra en medio de las parejas, de las familias, de las comunidades; le queda muy fácil cuando estamos lejos de la oración, y tenemos el  orgullo a flor de piel.

 

Al final de esta lectura aparecen “la madre y los hermanos”  de Jesús,  y cuando le avisan, él dice: “Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre”.   ¿No es asombroso? Aún el más incrédulo  y empedernido  pecador está tan solo a un paso de parecerse a María Santísima, la madre del Señor; con un acto de la voluntad, con un simple acto de arrepentimiento puede romper la barrera que lo separa de Dios, de ese Dios que siempre ha estado cerca. 

 

JUNIO 3 DE 2018 – CORPUS CHRISTI

Esta fiesta la  instituyó  el Papa Urbano IV en el año 1264 al constatar que en la ciudad de Orvieto (Italia) se había producido un milagro eucarístico durante la celebración de la santa misa, la Hostia sangró hasta empapar el  lienzo que se extiende sobre el altar al momento de la consagración.

Como el misterio de la transubstanciación es algo inalcanzable para la sola luz de la razón, Dios ha permitido innumerables milagros eucarísticos en diversas partes del mundo para ayudarnos a creer.

En Lanciano Italia, por ejemplo, en el siglo VIII  las especies consagradas, la hostia y el vino, se volvieron verdadera carne y verdadera sangre; Doce siglos después, en 1970, un grupo de científicos de diversas especialidades analizaron las especies perfectamente conservadas, sin saber de dónde provenían, y concluyeron que la carne era parte del ventrículo izquierdo del musculo del corazón de una persona de aproximadamente 30 años; la sangre pertenece al grupo AB y presenta todas las características de la sangre fresca, de una persona viva.

El corazón palpitante de Jesús en la Eucaristía anhela  encontrarse contigo, amable y paciente compañero dispuesto a darte tanto como quieras…tanto como creas.

 

ABRIL 28 DE 2018

En el evangelio de ayer Jesús le dice a sus discípulos, “Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí”;  Entonces recuerdo estas palabras de un sacerdote:

·   Jesús es el Camino, porque  nos enseñó cómo se nace, cómo se vive, cómo se muere:  humildad,  trabajo, sacrificio y  amor sin límites;

·   Jesús es la Verdad, porque Él nunca nos falla;

·   Jesús  es la Vida porque sin Él estamos muertos

 

Y en  el evangelio de mañana el Señor usa 7 veces el verbo “permanecer”, porque así como una rama se seca si no permanece unida al tronco,   nadanada puede sostenerse, crecer y dar fruto a menos que esté cimentado en Dios.

 

ABRIL 15 DE 2018

“Yo me acuesto tranquilo y me duermo enseguida, pues tú, Señor, me haces vivir confiado”, dice el salmo que se proclamó hoy. Y el sacerdote nos pregunta si nosotros podemos decir lo mismo… generalmente hay cosas que nos preocupan: estudios, trabajo, economía, relaciones con los que nos rodean…hmm ¿Qué dirán los  que están “cargando” con un pecado grave?.

Solo la paz interior nos puede dar esa tranquilidad, esa paz que nos trae  Jesús Resucitado -como se leyó en el evangelio-; esa paz que nos da  mirar hacia atrás y ver que hemos estado en situaciones terribles, en enfermedad y en depresión y que hemos salido adelante; esa paz que nos da el estar labrando un futuro con honestidad y esfuerzo…sin buscar caminos fáciles.

 

Esa paz que tendremos  HOY mismo si nos decidimos a creer en un Dios vivo y presente;  a dejar nuestras  heridas en las Suyas y  a tomar decisiones concretas de libertad, de perdón, de unidad, de amor.

 ABRIL 9 DE 2018 – DIA DE LA ANUNCIACIÓN

El evangelio de hoy recuerda el momento en que San Gabriel le anuncia a María que será la madre de Jesús, a lo que ella responde “hágase en mi según tu palabra”.

Santa Teresita del Niño Jesús dijo“Ser santa, más que hacer cosas, consiste en no estorbar en nosotros la acción de Dios, y eso hizo María,  se dispuso al obrar de Dios sin ponerle ningún  estorbo o resistencia.  ¡Hay que fiarse de la Sabiduría de Dios!.

Pero hay algo peor que rehuir a Dios, y esto es, buscar otros consejeros; como se lee en Isaías 30:

El Señor afirma:

«¡Ay de los hijos rebeldes,
que hacen planes sin contar conmigo
y preparan proyectos que yo no les inspiro,
de manera que amontonan pecado sobre pecado!
Se van a toda prisa a Egipto,
y a mí no me consultan;
buscan apoyo bajo la protección del faraón,
se refugian bajo la sombra de Egipto.
Pero la protección del faraón los defraudará,
y el refugio a la sombra de Egipto será su humillación.

MARZO 19 DE 2018

En el evangelio de ayer, Jesús, da muestras de su angustia porque se acerca “su hora”, pero está seguro de cumplir con su misión, de entregarse para morir.  Y cada uno de nosotros debe hacer lo mismo, cada dia:

Discernir…con la luz del Espíritu Santo que nos dice que es bueno y que es malo,

Decidir…. Con la gracia y la fuerza interior que nos da Jesús para alejarnos de la  tentación

Perseverar… si es que caemos, acogiendo con fe la Misericordia de un Dios que siempre nos extiende los brazos.

Él lo hace todo si lo llamamos: inspira, obra y nos da el mérito.

San José, ruega por nosotros

 FEBRERO 13 DE 2018

Mañana, “Miércoles de Ceniza” inicia el tiempo de cuaresma y debo decir -como en años anteriores- que es un tiempo especial, bendecido con la gracia de Dios y propicio para hacer algún cambio en nuestro comportamiento. La invitación siempre es a hacer ayuno, oración y obras de caridad, pero no debemos caer en el ofrecimiento de un sacrificio pasajero sino más bien proponernos a modificar un hábito; ¿Cuál habito? alguna costumbre egoísta, porque, como dice la primera lectura de hoy, es la propia concupiscencia (deseo de tener y de  placer)  la que nos arrastra, nos seduce y nos lleva a pecar. ¿Difícil? Dios lo puede todo.

ENERO 25 DE 2018

Hoy la iglesia recuerda el día de la Conversión de San Pablo quien quería acabar con los cristianos hasta que escucha a Jesús que le dice “¿por qué me persigues?”; y quedó ciego por tres días.  ¿Estaré yo persiguiendo a Jesús?  -preguntó el sacerdote, tal vez porque no acepto su Voluntad, su Palabra… tal vez porque me ha quitado algo que representaba mi seguridad…