Para Recordar

Yo me acuesto tranquilo y me duermo enseguida,  pues tú, Señor, me haces vivir confiado.

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

¡AY, AMOR! QUE DESPIERTA LAS PIEDRAS… Imprimir E-mail

https://www.youtube.com/watch?v=ZRFYDkrnJyA

En la madrugada del pasado 17 de enero(2012) tuve un sueño de esos cuya sensación es tan fuerte y palpable que me dura por días… aún me deleito con solo recordar el instante de amor.

Leer más...
 
« InicioPrev12PróximoFin »

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL