Para Recordar

Mi gracia te basta, que mi gracia se muestra perfecta en la flaqueza

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

LA SANTISIMA TRINIDAD Imprimir E-mail

Este domingo 19 de junio (2011) la iglesia celebra la fiesta de la TRINIDAD; Trinidad, porque nos han dicho que Dios  es “uno y trino”, “tres personas distintas y un solo Dios verdadero”, y si para muchos es difícil creer que existe un Dios, el misterio de la Trinidad pareciera complicar aún más el asunto.  Y ciertamente, a través de los siglos se han desarrollado elevadas disertaciones al respecto; sin embargo, cuando nos acercamos a este misterio,  podemos descubrir allí la más profunda –y a la vez simple - verdad acerca de Dios: ¡DIOS ES AMOR!.  Veamos estas breves reflexiones, que agradezco al  padre John Jairo Rodríguez.

 

La forma más fácil de entrar en el Misterio de la Trinidad es a través de sus acciones:

 

·         El Padre: Crea y sostiene todas las cosas. Por amor a nosotros ha enviado a su único Hijo.

·         El Hijo: Es el Redentor. Por amor ha entregado su vida por nosotros.

·         El Espíritu Santo: Es el santificador. Ha sido enviado por el Padre y el Hijo para que podamos conocer el Amor de Dios y poseer su Vida.

 

Otros elementos evidentes son:

 

·         Dios no es un Dios solitario, porque  desde siempre tiene en sí mismo un Hijo,  a quien ama con amor infinito, y este amor  es el Espíritu Santo.

·         Dios es un Dios que se entrega, que se da: El Padre entrega al Hijo, El Hijo se entrega por nosotros, el Padre y el Hijo entregan al Espíritu Santo.  

·         Dios quiere que también nosotros  aprendamos a darnos a los demás y a vivir en comunidad, como hermanos. (La Trinidad es el modelo perfecto de comunión entre las personas).