Para Recordar

Mi gracia te basta, que mi gracia se muestra perfecta en la flaqueza

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

TU PADRE ESPERA Imprimir E-mail

El 14 de septiembre (2017) sentí que Jesús me exhortaba a hablarle de corazón al "Padre amoroso, que espera eso de su hijo" y dias despues, providencialmente me regalaron un librillo que anima a lo mismo;  La parábola del Hijo Pródigo dibuja muy bien cómo es el Padre Celestial, Él añora recibirnos en sus brazos y darnos un anticipo del gozo de la eternidad.


**Para el Padre nuestros pecados son como el hierro y nuestros actos de amor como el oro... así que con un poco de amor se rescatan enormes maldades

El Padre siempre ha querido estar cerca de los hombres, su obra amadísima; por eso  le pidió a Moisés construir una “Tienda del Encuentro”, luego siguió  presente a través de sus profetas; luego se hizo hombre en Jesús,  y  no queriéndose ir, se ha quedado  habitándonos   a través de Su Espíritu Santo.

Y ahora, que quiere el Padre? Ser conocido y amado como el más tierno de los padres, que ve todo, que sabe todo, que provee para todo; que es infinitamente bueno, que sabe perdonar fácilmente (aunque nuestros pecados sean repugnantes como el fango). El Padre quiere que se le llame así, Padre, pero con gran confianza, amor y familiaridad; que se le hable y se le pida como a un confidente, como a un amigo; El Padre quiere que aquellos que no lo saben lo sepan: que Él está cerca, “que su Creador es también su Padre que piensa en ellos y que se ocupa de ellos, que los rodea con un afecto intimo en medio de tantos sufrimientos y descorazonamientos”; El Padre quiere que le conozcan como Es, quiere darnos  Verdadera Paz, Verdadera Alegría, Verdadera Libertad.  ¡Es tiempo de Gracia y de Luz!

** Notas tomadas de las revelaciones de Dios Padre a la Madre Eugenia Elisabetta Ravasio,  Italia (1932)